1. Las nalgas tienen muchos nombres. Aunque “nalga” es el término anatómico hispano correcto para llamar al trasero, muchos países han optado por términos diferentes para nombrarlo, por ejemplo: pompas, pompis, cachas, culo o posaderas. En países como Colombia o Argentina también se les dice cola, asentaderas o ancas; en Venezuela se le conoce como rabo y en Perú, Chile y Bolivia le llaman poto.

2. Las nalgas son músculos fuertes. A simple vista muchos podrían pensar que las nalgas se conforman de un músculo redondo y grande, pero no es así. El trasero está formado por el músculo glúteo menos, el músculo glúteo medio y el músculo tensor de la fascia lata.

3. El trasero se puede tonificar. Las nalgas, al estar formadas por músculos fuertes, pueden ser modeladas con ejercicio. Así que si quieres lucir un trasero como el de J.Lo no dudes en empezar a ejercitarte.

4. La forma redonda de los glúteos es resultado de la sobreposición de capas de tejido adiposo ; es decir, que el tamaño de las nalgas depende de la cantidad de grasa depositada en la zona.

5. Al parecer tener el trasero grande no sólo atrae más miradas. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Pittsburg, las mujeres con trasero grande tienen hijos más inteligentes pues los depósitos de grasa en el trasero contienen mayor cantidad de ADH, una hormona que ayuda al mejor desarrollo del cerebro del bebé.

6. Las mujeres con trasero grande y cinturas angostas son más inteligentes y sanas , de acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford . Los científicos descubrieron que los ácidos grasos de Omega 3 se almacenan en las nalgas, lo que contribuye al buen funcionamiento del cerebro; y no sólo eso, esto también ayuda a evitar reducir el riesgo de sufrir enfermedades como la diabetes y a evitar los niveles altos de colesterol.

7. Traseros famosos. Los traseros de las artistas tienen tanta fama y popularidad que Kim Kardashian se sometió a unas pruebas con rayos Xpara demostrar que su trasero era real. J.Lo en cambio  lo que hizo fue proteger su trasero, así que lo aseguró por la “pequeña” cantidad de 27 millones de dólares .

8. Las cirugías de nalgas son muy populares. De acuerdo con el reporte estadístico de la American Society of Plastic Surgeons , en 2012 se registraron 2,681 cirugías estéticas para levantar los glúteos y 746 personas eligieron el implante de glúteos.

9. ¿Por qué los hombres aman los traseros? La atracción que sienten los hombres por los traseros es muy normal y algo primitivo, según reveló un estudio realizado por el doctor David Lewis de la Universidad Bilkent en Turquía. La investigación afirma que los hombres se ven atraídos por las espaldas que están curveadas a 45° de las nalgas y no precisamente al trasero, ya que en el pasado las mujeres que tenían la espalda curveada soportaban mejor los embarazos haciéndolas más atractivas para la reproducción.

10. Juegos sexuales. Muchas personas sienten placer por el «spanking», los azotes o nalgadas. Este juego sexual implica que en una persona que toma el papel de “dominante” azotará con la mano u otro objeto las nalgas del “dominado”. Esta actividad es muy estimulante para muchas parejas, siempre y cuando sea consensuada y no involucre una verdadera violencia física.