¿Es una intervención muy compleja?

El aumento de glúteos es una intervención sencilla, muy similar a la realizada para la colocación de prótesis de mama, y no necesita de cuidados especiales salvo no dormir ni apoyarse lateralmente o de costado para evitar que se abra la cicatriz por donde son introducidas.

Para el aumento de glúteos se utilizan implantes de silicona que se colocan a través de una incisión realizada en el surco interglúteo, por debajo del músculo glúteo mayor. Estos hacen que aumente el volumen de los mismos y su proyección, aunque no se obtiene un aumento lateral de la cadera.

¿Hacer ejercicio físico dará igual resultado?

Se ha demostrado que los ejercicios físicos aumentan el volumen y mejoran la forma de los glúteos, sin embargo implican un enorme y largo esfuerzo que en muchos casos conlleva al abandono de los mismos. El área glútea es quizás la zona más difícil de desarrollar mediante técnicas deportivas. Aun así es importantísimo dejar claro que es la mejor forma para aumentar los glúteos ya que es la más natural y además trae como beneficio adicional la realización de una actividad deportiva que ayudará a mantener su cuerpo saludable.

¿Quiénes pueden realizarse esta intervención?

Las mejores candidatas para un aumento de glúteo, son mujeres que están buscando la mejoría, más no la perfección en el contorno glúteo, deben ser físicamente saludables, psicológicamente estables y muy realistas en sus expectativas con respecto a lo que la Cirugía Glútea puede lograr.

¿Existen riesgos?

Ninguna cirugía está exenta de riesgos, ya que cada organismo reacciona de forma diferente. En la inmensa mayoría de los casos la evolución es completamente satisfactoria pero un grupo pequeño de pacientes puede presentar alguna alteración que tratada oportunamente no debería representar mayor inconveniente.