La intervención puede realizarse bajo anestesia local. Cuando se realiza combinada con otros procedimientos quirúrgicos, dependerá de la anestesia necesaria para los mismos.

Generalmente sólo se precisa un día de hospitalización, salvo que sea un procedimiento combinado con otras operaciones que necesiten mayor tiempo.

Pómulos
El aumento de los pómulos puede hacerse mediante prótesis de silicona sólida, cuya colocación no deja cicatrices visibles ya que se colocan por vía endobucal. Otra opción es realizarlo a través de las mismas incisiones de las blefaroplastias, si se realizan en la misma intervención. También puede llevarse a cabo mediante lipoinyección, es decir, mediante la infiltración de grasa extraída a la propia paciente por liposucción y tratada con el fin de separar los adipocitos. Existen también algunas sustancias de relleno sintéticas que pueden ser útiles en algunos casos.

Mentón
El aumento de mentón puede hacerse por los mismos procedimientos que el de los pómulos. En este caso, el implante de prótesis se hace por vía endobucal con lo cual tampoco se dejan cicatrices.