La  forma de nuestra cara depende básicamente de dos factores:  En primer lugar la conformación ósea, y en segundo lugar  la forma de los tejidos blandos que recubren el hueso, es decir, los músculos, grasa y piel. De esta combinación,  va a resultar  un rostro armonioso y agradable, o por el contrario, un rostro poco atractivo. El cirujano plástico hoy día puede moldear  tanto el hueso como los tejidos blandos, para lograr dichos cambios .

Como podemos saber si necesitamos cambiar la forma de nuestra cara?

Un perfil facial equilibrado requiere una relación armónica entre la frente, la nariz, los labios y el mentón.
Las personas normalmente saben cuando  tienen una nariz fea, o unas orejas feas, y saben también que la cirugía plástica puede eliminar una giba (joroba) nasal, o adelgazar la punta, o corregir unas orejas muy grandes, pero normalmente les resulta más difícil saber cuales son los cambios que necesita su cara para ser más hermosa. Para esto cuenta mucho la asesoría que le pueda dar su cirujano plástico, quien  puede  sugerirle que cambios debe hacer para ser mas bella o, por qué no, mas bello.

Estos cambios van desde la colocación de un mentón, hasta modelar la mandíbula para hacerla más cuadrada o colocar unos pómulos para que la cara no se vea aplastada o chata.

En nuestro número  anterior, hicimos una  descripción de cuales son los parámetros estéticos  que  definen  la belleza de una cara. El Cirujano Plástico, valiéndose de estudios radiográficos  y/o  fotográficos, puede determinar  cuales son los cambios necesarios para obtener unas adecuadas proporciones faciales.

CIRUGÌA DE MENTON
El mentón es un elemento importante en el balance de la cara. Su prominencia debe analizarse en relación con la totalidad de la cara, incluyendo la nariz, los labios y el cuello. Cuando se examina la cara de perfil, el mentón debe estar localizado aproximadamente al mismo nivel del labio inferior, con una hendidura suave y poco profunda dividiendo ambas prominencias.

PRÓTESIS DE MENTÓN
La simplicidad de esta técnica, la ha convertido en la  técnica más frecuentemente utilizada  para el aumento de mentón, estando indicada en pacientes que no tienen  alteraciones mayores de las proporciones faciales, y solamente se pretende  aumentar  levemente la prominencia del mentón, o  acentuar el surco labio-mentoniano.