LIPOESCULTURA

La lipoescultura es una técnica quirúrgica empleada para eliminar depósitos de grasa de determinadas zonas del cuerpo, las cuales incluyen ( mejillas, cuello, los brazos, el abdomen, región glútea, las caderas, los muslos, las rodillas y los tobillos). Este  procedimiento quirúrgico no se realiza para perder peso, sino es un método para retirar acumulación de grasa que no responde ni a la dieta ni al ejercicio. 
Los candidatos ideales para someterse a una lipoescultura son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acumulación de grasa en áreas localizadas. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer una piel firme y elástica.

 Durante la  consulta, se evaluará el estado general del paciente, los depósitos de grasa existentes, el tono y firmeza de la piel. Se le debe  exponer al paciente las expectativas de manera franca y entendible,  asi como mostrarle las alternativas disponibles para su problema. El tejido sobrante de piel y grasa es resecado en su totalidad para dejar un abdomen plano nuevamente, se exterioriza la cicatriz umbilical a su nuevo lugar realizando una insición circular en la piel y se sutura la cicatriz umbilical nuevamente, se coloca un drenaje el cual se retirará cuando el gasto sea mínimo para considerar su retiro.

 

Posterior a la intervención quirúrgica los cuidados y manejo será explicado  detalladamente a la paciente, como son: la posición para dormir, actividad física, el tipo de alimentación, y cuidados de la herida y cicatrización. El uso de una faja abdominal se requerirá por un  periodo de 6 semanas.
La lIpoescultura es un procedimiento seguro cuando es realizado por médicos calificados y certificados. Se debe de reducir el riesgo de complicaciones siguiendo cuidadosamente las instrucciones que el médico le dé a la paciente antes y después de la cirugía, ya que con esto se asegura un buen resultado y satisfacción a las personas que sean sometidas a esta intervención quirúrgica
.